Consejos para viajar a Cuba con un niño de 2 años

Para nosotros Cuba es un sueño hecho realidad, porque Cuba es un sitio especial y diferente a cualquier otro que se pueda visitar.

Hay muchísimos motivos que hacen de Cuba ese sitio tan especial, como su riquísima historia, la gran cantidad y variedad de rincones naturales espectaculares que alberga o el hecho de que la revolución y posterior bloqueo económico la haya dejado prácticamente anclada en los años 60, lo cual le da un encanto único.

En definitiva, es uno de esos lugares de los que te enamoras, que no te dejan indiferente y que sin duda te cambia la forma de ver la vida. Es un viaje inolvidable, que te deja un monton de imágenes que jamás se te borrarán de la retina.

consejos cuba 1
Paisaje del Valle de Viñales

La preparación de un viaje a Cuba no es sencilla. La información en Internet es escasa y en muchas ocasiones confusa, con lo que requiere de mucho tiempo y paciencia, sobre todo si, como nosotros, te gusta llevarlo todo bien organizado. En este artículo trataré de dar la información más importante que se ha de tener en cuenta, así como algunos consejos basados en la experiencia que nosotros tuvimos para viajar a Cuba con un niño de 2 años.

En mi opinión, la mejor época para viajar al Caribe es la primavera, ya que se evita el intenso calor del verano y la época de tornados que llega al final de verano y comienzo de otoño. Nosotros elegimos la primera quincena de marzo, y es una muy buena época para hacer este viaje, con bastante calor pero no agobiante.

consejos cuba 2
Playa del Cayo de Santa María

Una vez decidida la fecha llega la hora de buscar los vuelos. Iberia, Air Europa y Cubana de Aviación hacen vuelos directos desde Madrid a La Habana, pero nosotros no coseguimos pillarlos a buen precio, así que optamos por tomar vuelos desde Madrid con escala para que nos saliera más económico. A la ida volamos con KLM con escala en Amsterdam y a la vuelta con Air France con escala en Paris. Ambos vuelos fueron muy tranquilos, en aviones muy cómodos con sistema de entretenimiento individual. El catering de KLM fue genial, no paramos de comer en todo el vuelo y bastante buena calidad. Puede que haya sido nuestra mejor comida en un avión.

Dani disfrutó especialmente la comida.

consejos cuba 3
Dani almorzando en el vuelo a La Habana

En total, volamos los 3 ida y vuelta por unos 1500€ sacando los billetes con unos 5 meses de antelación.

En cuanto al alojamiento, básicamente hay dos opciones: hoteles y casas particulares. Nosotros nos decantamos por las casas particulares, salvo los días que estuvimos en el Cayo Santa María, donde sí cogimos un resort con todo incluido. Los motivos por los cuales nos decantamos por las casas básicamente son:

  • La relación calidad/precio de los hoteles no nos pareció adecuada, eran bastante caros y la calidad bastante por debajo del nivel al que estamos acostumbrados en otros destinos.
  • Alojarte en casas particulares te permite sumergirte mucho más en la realidad cubana, conocer mucho mejor a los cubanos y sus costumbres. Realmente es una experiencia que recomiendo ya que merece mucho la pena.

Todas los alojamientos los llevamos reservados desde España, ya que al ir con el niño no queríamos arriesgarnos y además tampoco queríamos perder tiempo en ir buscando alojamiento sobre la marcha. De esta forma conseguimos alojarnos por un precio de entre 25 y 40 € por noche en apartamentos todos ellos bastante recomendables que iré detallando en posteriores artículos.

Otro punto importante que hay que decidir es el medio de transporte que vamos a utilizar para hacer nuestra ruta. En nuestro caso lo teníamos muy claro, ya que nos gusta tener libertad para ir donde queramos en cada momento, con lo que optamos por el coche de alquiler. Para nosotros esta fue una decisión muy acertada, ya que nos permitió conocer rincones que de haberlo hecho de otra forma hubiera sido imposible  y  además es la opción más cómoda si viajas con niños.

No hay que tener miedo a conducir por Cuba. Es verdad que no es sencillo e incluso en algunos momentos llega a agobiar un poquito, pero sin duda merece la pena la experiencia de perderte a tu aire. Si finalmente te decides por esta opción, ahí van algunos consejos que te pueden ayudar:

  • Solo hay dos autovías, una que une La Habana con la parte occidental de la isla (N4) y la otra desde La Habana hacia la parte oriental (N1). Su estado no es bueno, hay numerosos socavones, arcenes en mal estado… Aún así, es muy recomendable tomarlas siempre que sea posible ya que el estado de las carreteras secundarias, salvo excepciones, es aun peor.
consejos cuba 6
Vaca cruzando la carretera de Trinidad a El Nicho
  • Las normas de circulación son casi inexistentes, con lo que hay que circular con muchísima precaución. No es raro encontrarte un vehículo atravesando de un lado a otro los 4 carriles de la autovía (cuando digo vehículo perfectamente puede ser un carro tirado por un burro), vehículos haciendo cambio de sentido a través de la mediana de la autovía, todo tipo de animales, bicicletas o personas a pie circulando dentro de la calzada o haciendo botella (autostop) etc… Todo esto se veía continuamente, lo que te hace ir un poco en tensión la verdad.
  • La señalización en la mayoría de los casos es nula o muy deficiente, con lo que es imprescindible llevar un buen mapa de carreteras. Nosotros llevamos comprado desde España el de Michelin por unos 7€.
  • No hay muchas gasolineras, con lo que no es recomendable apurar mucho la gasolina si no te quieres llevar un susto.
  • La gasolina que utilizan los coches de alquiler (en general los coches nuevos que son la mínima parte) es la que llaman “especial” y no es nada barata, aproximadamente 1,2€ el litro cuando nosotros viajamos.
  • Si viajas con niños, una cosa importante es que en Cuba no existen las sillitas de coche para niños, con lo que el niño ha de viajar suelto en el asiento de atrás, donde además, tampoco hay cinturón de seguridad, con lo que hay que llevar muchísima precaución.
  • Como punto positivo, en Cuba por el bloqueo hay muy pocos vehículos (la mayoría de antes de la Revolución), con lo que en general hay muy poco tráfico, tanto en las carreteras como en las ciudades. Además, es fácil aparcar en el centro de cualquier ciudad, eso sí, siempre aparecerá algún “parqueador” para que le des una propina por cuidarte el coche.

Si finalmente te animas a alquilar un coche es muy recomendable hacerlo con la máxima antelación posible, ya que la mayoría de empresas van bastante justas de coches con respecto a la demanda que tienen y es habitual que no haya disponibilidad. Por este motivo, alquilar coche en Cuba no es nada barato.

Nosotros lo hicimos con unos 4 meses meses de antelación con Cubanacan a través de la web http://booktocuba.com/ y nos costó  algo menos de 600 euros seguro incluido un MG3 chino casi nuevo. En general la experiencia con ellos fue buena. Las únicas pegas fueron que no nos permitieron recoger el vehículo en el aeropuerto de la Habana (si devolverlo), con lo que tuvimos que ir a recogerlo en taxi a un hotel en Vedado y nos hicieron esperar como una hora para entregarnoslo, y luego hay que tener en cuenta que si la fianza la das en euros luego te la devuelven en CUCs, hay que tener cuidado con eso.

consejos cuba 4
Nuestro coche de alquiler

Otras formas de desplazarse por Cuba son el Viazul (sistema de autobuses para turistas que conecta las principales ciudades) o contratar algún taxista particular para que te lleve a donde necesites. No podemos opinar sobre ninguna de ellas, pero si decides coger un taxista particular debes tener cuidado, ya que la mayoría de taxistas llevan tartanas de antes de la Revolución y nos hartamos de ver coches averiados en los arcenes de las carreteras con turistas a bordo.

Hay que destacar que Cuba es un pais muy seguro, de hecho es uno de los más seguros de todo América Latina. La verdad es que vayas donde vayas tanto de día como de noche en ningún momento hay sensación de inseguridad.

Los cubanos en general son gente muy abierta, simpática, servicial y muy culta. Los dueños de todas las casas donde estuvimos se desvivieron porque estuviéramos a gusto y disfrutáramos del viaje, al igual que la gente de los restaurantes, excursiones etc. Especialmente todo el mundo se portó genial con Dani. Realmente guardamos un grandísimo recuerdo de los cubanos. Es cierto que existen los jineteros, que son personas que básicamente se dedican a tratar de sacarle de una forma u otra el dinero a los turistas. En las zonas más turísticas se ven bastante y lo mejor es cuando se te acerque alguien a ofrecerte lo que sea (puros, ron, comer en un restaurante, visitar no se qué sitio…) decir que no de forma rotunda y no suelen molestar mucho más.

En cuanto a la moneda, en Cuba existen dos monedas, el CUP  (peso cubano o moneda nacional) y el CUC (peso convertible). El CUP es la moneda que utilizan los cubanos mientras que el CUC es la que utilizan los extranjeros. En prácticamente cualquier sitio para turistas (restaurantes, alojamientos, museos…) solo podrás pagar con CUCs.

El CUC está equiparado con el dólar americano, mientras que el valor del CUP es aproximadamente 25 veces menos.

Bajo nuestro punto de vista lo recomendable es cambiar siempre a CUCs, y si se quiere cambiar una pequeña cantidad a CUPs por si se quiere pagar en algún sitio concreto (algún puesto de artesanía, puesto de comida callejera o algo por el estilo).

A la hora de cambiar el dinero existen diferentes alternativas, nosotros las utilizamos todas:

  • Cambiar en las oficinas del Banco Metropolitano de Cuba. Aquí es donde se obtiene el mejor cambio, pero la pega es que suele haber bastantes colas. Nosotros cambiamos en la oficina de Vedado en La Habana donde no había mucha gente.
  • Sacar directamente dinero de un cajero del Banco Metropolitano. En este caso también se obtiene buen cambio pero hay que sumar la comisión que aplique tu banco.
  • Cambiar en una CADECA o casa de cambio. En los sitios turísticos las hay por todos lados y el cambio tampoco está mal, un poco por debajo del banco.
  • Cambiar en el aeropuerto. Nada recomendado, fue el peor cambio del viaje con muchísima diferencia.

Hay que tener en cuenta que en la mayoría de sitios no se puede pagar con tarjeta de crédito, con lo que es recomendable llevar siempre dinero en efectivo.

En cuanto a la conexión a Internet, hay que decir que si no puedes vivir sin conectarte continuamente a Facebook o Instagram o sin estar en contacto con tus amigos a través de Whatsapp, Cuba no es tu destino. Prácticamente en ningún sitio público hay wifi gratuito, solo en algunos hoteles hay wifi de pago. Si te quieres conectar a Internet la única alternativa es comprar una tarjeta prepago en una de las oficinas de la compañía telefónica de Cuba (ETECSA) y conectarte vía wifi en uno de los puntos de acceso que hay en las ciudades.

Existen tarjetas de diferente duración. Nosotros compramos una tarjeta de 5 horas y nos costó 7,5 CUCs. Una vez que la tienes en tu poder te tienes que ir a uno de los puntos donde hay cobertura, conectarte a la red wifi de ETECSA y meter los datos de conexión que vienen en la tarjeta. La conexión es super lenta y se corta bastante, no da para mucho la verdad, mandar algún whatsapp y poco más.

consejos cuba 5.JPG
Tarjeta de ETECSA

Decir además que en los sitios más turísticos puede costar bastante trabajo hacerse con una tarjeta. Por ejemplo en la oficina de la Habana Vieja había siempre una cola de más de una hora para hacerse con una, e incluso a última hora del día se agotaba y ya no había más hasta el día siguiente. Nosotros no conseguimos hacernos con una hasta el quinto día de viaje.

En la siguiente url hay bastante información sobre donde se pueden comprar, los puntos de acceso, precios…

http://www.etecsa.cu/internet_conectividad/

A la hora de preparar el equipaje hay que ser muy cuidadoso, ya que, debido al bloqueo, es muy complicado conseguir la mayoría de productos y artículos, incluso aunque sean de primera necesidad. Conseguir artículos como papel higiénico, cepillo de dientes, jabón, compresas, desodorante, etc… puede ser una tarea casi imposible, por no hablar de las medicinas. Incluso un par de veces tuvimos problemas para encontrar agua mineral.

Esto es una farmacia en La Habana, no había mucho más de lo que se ve en la foto.

consejos cuba 7
Farmacia en La Habana

Nuestra principal preocupación en este sentido eran los artículos fundamentales para el niño (potitos, leche, pañales, toallitas) así como las medicinas tanto para adultos como infantiles (paracetamol, ibuprofeno, antibióticos, repelente para mosquitos, antidiarreico, mucolítico). Todos estos artículos los llevamos desde España.

En próximos artículos detallaré la ruta de 12 días que hicimos a nuestro aire por toda la parte oriental de la isla, y también dedicaré un artículo exclusivamente a hablar de la comida y bebida en Cuba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s