La Ciénaga de Zapata, un día entre cocodrilos

La Ciénaga de Zapata es un Parque Nacional plagado de pantanos, ciénagas, manglares y bosques pantanosos donde conviven cientos de especies vegetales y animales, muchos de ellos endémicos de la zona, como por ejemplo la jutía enana, el colibrí abeja (considerado el pájaro más pequeño del mundo) o la gran estrella del parque, el cocodrilo cubano. Es uno de los sitios naturales más impresionantes de Cuba y está considerado uno de los humedales más importantes de toda América Latina.

cienaga 7

Está ubicado en el sur de la provincia de Matanzas, al oeste de Cuba, y es un lugar ideal para pasar un día en familia rodeado de un entorno natural espectacular.

Por si fuera poco, la Ciénaga es además una zona con gran importancia en la historia reciente de Cuba, ya que en la Playa Girón se produjo en 1961 la conocida invasión de Bahía de Cochinos, donde tropas formadas por cubanos exiliados tras la Revolución y apoyados por los americanos trataron de entrar en Cuba con el objetivo de derrocar al gobierno de Fidel, pero fueron derrotados en menos de tres días.

Cómo llegar:

La mejor forma de acceder al parque es desde la autovía 1, cogiendo la salida de Jagüey Grande. Desde aquí se toma la carretera que va en dirección a la playa y en unos pocos kilómetros veremos los letreros que nos dan la bienvenida al Parque Nacional.

Es una visita ideal para hacerla aprovechando el trayecto entre La Habana y los principales destinos turísticos del centro de Cuba como por ejemplo Cienfuegos, Trinidad o Santa Clara. Desde La Habana se tarda aproximadamente 1h 45m y desde Cienfuegos 1h 15m.

mapa_cienaga.png

Qué ver:

Si accedemos a la Ciénaga de Zapata desde Jagüey Grande, lo primero que nos vamos a encontrar es con Central Australia, una antigua fábrica de azúcar donde Fidel Catro estableció su base de operaciones durante la invasión de Bahía de Cochinos. Hay un museo sobre el tema que nosotros no visitamos.

cienaga 1.JPG
Central Australia

Continuando por la carretera unos 15 kilómetros llegamos a la Boca de Guamá, un pequeño complejo turístico donde hay algunas tiendas y restaurantes (caros y poco recomendables), y desde donde se pueden hacer algunas actividades interesantes.

En primer lugar podemos visitar uno de los criaderos de cocodrilos que se crearon con el objetivo de ayudar a su conservación. Hay dos criaderos, uno al lado del complejo y el otro justo enfente, al otro lado de la carretera. Parece que el más recomendable es este último, pero nosotros visitamos el primero y la verdad es que tampoco está mal. Puedes ver cocodrilos de diferentes tamaños y echarte fotos con los más pequeñitos, pero lo más chulo es una ciénaga donde puedes ver decenas de cocodrilos adultos con la única separación de una valla metálica. La verdad es que impresiona tener a estos animales a tan pocos centímetros, es una experiencia que no podrás vivir en muchos otros lugares.

Para nosotros es una visita recomendable y si vas con niños lo disfutarán especialmente. Dani se lo pasó estupendamente curioseando por todo el recinto.

La entrada al criadero cuesta 6 CUCs y abre de 9:00 a 17:00.

cienaga 2
Cría de cocodrilo
cienaga 3
Primer plano de cocodrilo
cienaga 4
Dani junto a la ciénaga principal
cienaga 5
Grupo de cocodrilos
cienaga 6
Ciénaga plagada de cocodrilos

Otra actividad que podemos hacer desde la Boca de Guamá es dar un paseo en lancha por los humedales, una buena forma de conocer un poco mejor el Parque y disfrutar del paisaje. El viaje comienza por un gran canal de 5 kilómetros de longitud que desemboca en una enorme laguna, la Laguna del Tesoro, llamada así porque se dice que los indígenas que habitaban la zona en tiempos de la colonización lanzaban al lago sus principales riquezas para evitar ser saqueados por los españoles.

cienaga 8
Vista durante el paseo en lancha
cienaga 9
Canal que da acceso a la Laguna del Tesoro

En una pequeña isla dentro de la laguna se ha creado una réplica de aldea taina, los antiguos pobladores aborígenes de la zona, donde hay una serie de esculturas creadas por una artista local las cuales representan su modo de vida.

cienaga 11
Aborigen observando la Laguna del Tesoro
cienaga 10
Dani junto a las esculturas de la aldea taína
cienaga 12
Paisaje desde la aldea taína

La visita dura aproximadamente 1 hora incluida una parada en la aldea taína que quizá se hace un poco larga ya que no tiene demasiado que ver. El precio no es barato, unos 15 CUCs por persona y los horarios son un desmadre, ya que van saliendo barcas conforme se van llenando e incluso algunas están reservadas para excursiones organizadas con lo que nunca se sabe cuando va salir la siguiente. Nosotros tuvimos que esperar un par de horas (que aprovechamos para ver el criadero y comer un sandwitch en el restaurante) y ni siquiera teníamos la seguridad de que fuera a salir, aunque al final sí que tuvimos suerte. La última salida es sobre las 16:30-17:00 de la tarde.

Hay muchas más cosas que se pueden hacer en el Parque si se dispone de más tiempo, pero a nosotros se nos hizo un poco tarde ya que veníamos desde bastante lejos (Viñales) y llegaba la hora de coger la ruta hasta Cienfuuegos. A otra ocasión tendrá que esperar la visita a la zona costera de la Ciénaga de Zapata, donde hay algunas buenas playas como Playa Larga, el pueblo de Girón donde se encuentra un museo dedicado a la invasión de Bahía de Cochinos o algunas zonas de buceo con mucha fama como la Cueva de los Peces. En fin, ya tenemos una excusa para volver a este bonito lugar.

mapa_cienaga2.png

 

 

Un comentario sobre “La Ciénaga de Zapata, un día entre cocodrilos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s