Guía para comer y beber en Portugal

De entre las mil y una excusas que te podríamos dar para visitar Portugal (tantas como formas presumen que tienen de preparar el bacalao), una de las principales es por lo bien que se come y se bebe en nuestro precioso, acogedor y a veces olvidado país vecino.

La cocina portuguesa nos ofrece infinidad de posibilidades para todos los gustos y situaciones, desde un exquisito tapeo en una moderna vinoteca hasta la mejor comida tradicional casera elaborada en un pequeño restaurante familiar, sin olvidarnos de la impresionante pastelería y repostería que se puede degustar por todo el país ni de los excelentes vinos. Por si fuera poco, comer en Portugal en general es bastante barato, lo que hace que en pocos lugares se pueda comer mejor por menos dinero y por tanto sea un destino ideal para disfrutar de la gastronomía.

Antes de nada vamos a aclarar un tema que puede generar alguna que otra pequeña molestia a la gente que viaja por primera vez a Portugal. Es habitual que cuando te sientas en una restaurante a comer te sirvan un pequeño aperitivo sin pedirlo, normalmente consiste en pan con mantequilla, aunque a veces lo acompañan de aceitunas, queso, algún embutido o incluso de alguna tapa más elaborada. Hay que decir que este aperitivo no es de cortesía, pero tampoco te lo cobran obligatoriamente, es decir, solo te lo cobran si te lo comes. Normalmente el precio de estos aperitivos está especificado en la carta con el concepto de cubierto y oscila entre 1,5€ y 3€, aunque a veces se puede subir a 4€ o 5€ por persona dependiendo de lo que incluya o, sobre todo, de lo turístico que sea el lugar. Nuestra recomendación es que siempre te informes de su precio si no está claro, especialmente en sitios muy turísticos, y a partir de ahí lógicamente lo consumas si te apetece.

A continuación te vamos a contar todo aquello que no debes dejar de probar en tu próximo viaje a Portugal y te daremos algunas recomendaciones de sitios donde puedes comer estupendamente sin que tu bolsillo sufra demasiado.

Bacalao

Sin duda el alimento estrella de la gastronomía lusa, del que son el principal consumidor mundial y que no falta en las casas portuguesas ni siquiera en fechas tan señaladas como Navidad o Semana Santa. Parece que esta costumbre proviene de la Edad Media, cuando su consumo se puso de moda entre la población debido a su bajo precio, su facilidad de conservación y la gran cantidad de nutrientes que aportaban, y que cubrían el déficit por la falta de otro tipo de alimentos de origen animal.

Hay quien dice que tienen una receta para cada día del año y los más atrevidos que existen mil y una formas de prepararlo. Sea como sea la realidad es que lo cocinan  como nadie y que es un placer probarlo en cualquiera de sus formas.

Las recetas más conocidas son el bacalao dorado o bacalao a bras, que consiste en bacalao desmigado revuelto con patatas paja y huevo, el bacalao con natas, cocinado con una especie de bechamel a base de nata con patatas y cebolla o las pataniscas, una especie de buñuelos. Aunque todas las recetas que hemos probado en Portugal nos han encantado, sin duda nuestra favorita es el bacalao con natas, una auténtica maravilla si está bien preparado.

cybportugal10.JPG
Bacalao con natas en Postigo do Carvao (Oporto)
cybportugal12
Bacalao a bras en A Cozinha da Maria (Coimbra)
cybportugal2
Pataniscas de bacalao en Dona Maria (Guimaraes)

Arroz caldoso

Otra de las especialidades de la cocina portuguesa son los arroces, principalmente caldosos, de pescado y/o marisco. Uno de los platos imprescindibles es el delicioso arroz con polvo (arroz con pulpo), una de nuestras recetas favoritas.

cybportugal11
Arroz con pulpo en A Cozinha da Maria (Coimbra)

Bifana

Es el plato estrella de la comida rápida portuguesa. Consiste en un pequeño bocadillo servido en un panecillo redondo que suele estar muy bueno, relleno de un filete de carne de cerdo marinada acompañado de salsa de tomate con un toque picante. Se encuentran por todos lados, pero son especialmente habituales en las fiestas populares. Nosotros tuvimos la suerte de poder probarlos en un chiringuito en la fiesta de las cruces de Barcelos.

Francesinha

Es quizá el más curioso de los platos típicos que puedes probar en Portugal. Básicamente es un mega sandwich formado por varias capas de pan de molde, distintos tipos de embutidos como chorizo, jamon york o mortadela y un filete de ternera o cerdo, todo ello cubierto de queso, huevo y una salsa de tomate picante y acompañado de patatas fritas.

Su origen no está demasiado claro, aunque se dice que fue inventado por un cocinero portugués tras regresar de Francia, inspirado en una receta de este país, el sandwich croque monsieur. De aquí vendría su nombre.

Esta bomba calórica se puede encontrar prácticamente en cualquier ciudad de Portugal, aunque es típica de Oporto y el lugar donde tienen más fama es en el Café Santiago. No voy a negar que a mí me gustó bastante, aunque eso sí, cuando la terminas no quieres acercarte a otra en semanas.

cybportugal6
Francesinha en Cafe Santiago (Oporto)

Alheira

Es una especie de embutido elaborado con carne picada, pan, aceite, ajo y pimentón, y preparado en forma de salchicha. Está muy rica y se suele servir con patatas fritas, huevo frito y grelos.

cybportugal7
Alheira en A Tasquinha (Oporto)

Sande de leitao (bocadillo de lechón)

Es típico de la zona de Coimbra y está espectacular. Recomendamos comerlo en el Porta Larga en Coimbra, una tasca sin ningún tipo de lujos donde prácticamente es lo único que sirven, pero está exquisito. Se prepara en un pan riquísimo y te dejan un tarro con una salsa buenísima basada en el propio jugo del lechón y ligeramente picante para que te la sirvas al gusto.

cybportugal13.JPG
Sande de leitao en Porta Larga (Coimbra)

Pasteles de Belem

Son sin duda el dulce más conocido de la repostería portuguesa. Los pasteles de Belem son unas pequeñas tartaletas de hojaldre rellenas de una crema a base de huevo, leche y azúcar.

La receta de los pasteles es secreta, y eran elaborados originalmente por los monjes del Monasterio de los Jerónimos, hasta que a comienzos del siglo XIX, tras el cierre del Monasterio por la Revolución Liberal portuguesa, comenzaron a ser fabricados y vendidos en una pequeña tienda anexa a una refinería de azúcar que se encontraba junto al Monasterio. Hoy en día este lugar es la confiteria Pasteis de Belem, y es el único lugar donde probar los auténticos pasteles, ya que la receta se sigue manteniendo en secreto y transmitiéndose únicamente entre unos pocos maestros pasteleros que los elaboran diariamente en el conocido como Taller del Secreto.

Los pasteles están buenísimos y es imprescindible probarlos si vas a Lisboa. Suele haber bastante cola, pero corre rápido y merece totalmente la pena la recompensa.

cybportugal16
Pasteles de Belem en Pasteis de Belem (Lisboa)

Dulces

Pasteles de Belem aparte, Portugal es una auténtico paraiso para los amantes de la repostería y los dulces. En cualquier ciudad encontrarás un montón de confiterías y pastelerías donde tendrás un auténtico problema a la hora de elegir qué tomar, ya que la variedad y calidad es inmensa. Los que nosotros consideramos imprescindibles son los siguientes:

  • Dulces típicos de Amarante (amarantinos, sao gonçalos, brisas do tamega…). El mejor sitio para tomarlos es la Confeitaría da Ponte, con unas excelentes vistas al río Támega y al Puente y la Iglesia de San Gonzalo y donde además hacen un buenísmo café.
cybportugal5.JPG
Dulces típicos en Confeitaria da Ponte (Amarante)
  • Dulces conventuales de Alcobaça, elaborados principalmente en el espectacular Monasterio de esta localidad y donde incluso todos los años en otoño se celebra  una exposición internacional sobre esta temática. Los podemos probar en la Pastelaria Alcoa, justo enfrente de la fachada principal del Monasterio.
cybportugal14
Dulces del Monasterio de Alcobaça en Pastelaria Alcoa (Alcobaça)
  • Queijadas, unos bizcochitos típicos de Sintra cuyo principal ingrediente es el queso. Debes probarlos en la cafetería Piriquita de la propia Sintra, donde los llevan elaborando desde hace más de un siglo.

Vino de Oporto

Es uno de los vinos más conocidos y apreciados a nivel mundial. Se elabora con uvas de la zona del Alto Duero portugués y su principal característica es su dulzor, que viene dado por la interrupción del proceso de fermentación incorporando alcohol vínico (en sus orígenes se dice que se incorporaba brandy), lo que hace que conserve parte del dulzor original de la uva. Es por esto que este vino se toma principalmente como aperitivo, como acompañamiento al postre o como digestivo.

Tomar una copita de vino de Oporto sentado en una terraza de la Ribeira es algo que no tiene precio y que no debes dejar de hacer si visitas esta preciosa ciudad, donde también puedes visitar alguna de las bodegas donde se elabora para así conocer mejor todo el proceso. Nosotros podemos recomendar las bodegas Sandeman (ubicada al otro lado del río, en Vila Nova de Gaia, donde están la mayoría de las bodegas), donde hacen una visita guiada muy amena que culmina con una degustación de sus excelentes vinos.

cybportugal9.JPG
Degustación de vinos de Oporto en Bodegas Sandeman (Vila Nova de Gaia-Oporto)

Vino verde

Es el otro gran vino que se produce en Portugal, y que cada vez se está poniendo más de moda y extendiéndose fuera de sus fronteras. Es un vino suave, ligero, con poca graduación, toque espumoso y que suele servirse frío.

Como puedes imaginar, su nombre no se debe a su color, que suele ser blanco aunque también existe el tinto. Hay quien dice que el origen del nombre se debe al verdor típico de las viñas de la zona del Miño, de donde son las uvas con los que se produce y otros que se debe a que para su elaboración se utilizan uvas con muy poca maduración.

A nosotros nos encanta este vino que además combina a la perfección con el plato estrella de la gastronomía portuguesa, el bacalao, y se puede conseguir por un precio bastante económico.

cybportugal17
Vino verde en Historico by Papaboa (Guimaraes)

Cerveza

Paras los amantes de la cerveza también tenemos buenas noticias, aunque es cierto que Portugal no es un país con una gran tradición cervecera. Las más populares son la Super Bock, que es la más consumida en la mitad norte del país, y la Sagres, más típica de la zona de Lisboa y del sur. Ambas son cervezas suaves y están bastante buenas, especialmente la Super Bock que nos sorprendió bastante.

cybportugal18.jpg
Cerveza Super Bock

Ginjinha

Un exquisito licor de sabor dulce elaborado a partir de guindas, aguardiente, azúcar y canela. No debes dejar de probarla en A Ginjinha, muy cerquita de una de las esquinas de la Plaza del Rossio en Lisboa, aunque también es típica de otros lugares de Portugal, como por ejemplo Óbidos, donde se sirve prácticamente en todos los restaurantes y bares.

cybportugal15
Ginjinha en A Ginjinha (Lisboa)

Dónde comer:

Alcobaça

  • Pastelaria Alcoa en Praca 25 de Abril, frente al Monasterio de Alcobaça. Podemos tomar los que probablemente son los mejores dulces conventuales de todo Portugal, elaborados en el propio Monasterio. No es barata pero merece mucho la pena.

Amarante

  • Confeitaría da Ponte en Rua 31 de Janeiro, junto al Puente de San Gonzalo. Aquí podemos probar la exquisita pastelería tradicional de Amarante acompañada de un muy buen café. Por si fuera poco disponen una terraza con excelentes vistas del río Támega así como del Puente y la Iglesia de San Gonzalo.

Batalha

  • Churrasqueira Vitoria en Rua da Misericordia. Típico restaurante de pueblo pequeño y familiar donde se puede tomar un menú con comida casera a muy buen precio.

Braga

  • Twine Wine and tapas en Largo de Santa Cruz, 28. Un local pequeño y moderno lleno de gente joven tomando unos vinos. Es un sitio estupendo para tomar unas originales tapas.
  • A Brasileira en Largo Barao de Sao Martinho, junto a la Plaza de la República. Es una cafetería muy típica donde se puede tomar un café o una cerveza y además ponen sandwitches y hamburguesas que están bastante bien.

Coimbra

  • Pastelaria Briosa en Largo da Portagem. Cafetería donde tomar un buen café y pasteles para desayunar o merendar.
  • Mangas Mercearia Bar en Rua Fernandes Tomas, 45. Un pequeño y bohemio bar de tapeo donde se sirven riquísimos platos gourmet a buen precio.
  • A Cozinha da Maria en Rua das Azeiteiras, 65. Es un restaurante donde se sirven unos excelentes y caseros platos típicos portugueses. Posiblemente el mejor bacalao a bras que hemos comido.
  • Porta Larga en Rua das Padeiras, 35. Pequeña tasca especializada en cochinillo. Imprescindible si visitas Coimbra probar sus sandes de leitao.

Guimaraes

  • Historico by Papaboa en Rua de Valdonas, 4. Un restaurante elegante para una cena especial ubicado en una casona antigua con un bonito jardín. Se come de lujo aunque el precio sube un poquito, pero merece totalmente la pena.
cybportugal4
Revuelto de setas y gambas en Historico by Papaboa
  • Dona Maria en Rua Joao Lopes de Faria 79. Un restaurante pequeño y moderno donde tienen platos del día de comida tradicional portuguesa (tipo menú) muy ricos y a muy buen precio.
  • Tapas e Manias en Praca de Sao Tiago. Un sitio con tapas elaboradas muy buenas aunque no demasiado variadas. Lo mejor es que tienen una terraza en la misma plaza que es preciosa. Recomendable sentarse para tomar unas cervezas.
  • Pastelería Nova Camir en Largo do Toural, 105. Ponen un café riquísimo y unos pasteles espectaculares, imposible decidirse solo por uno. Lo mejor de todo el precio, es baratísima.

Lamego

  • Restaurante Tipico Mina en Rua Alexandre Herculano, 5. Es un pequeño restaurante familiar donde ponen un menú con comida casera muy buena y barata.

Lisboa

  • Pao Pao Queijo Queijo en Rua de Belem, junto al Monasterio de los Jerónimos. Es un sitio de comida rápida muy barato pero donde todo está riquísimo. Te puedes elaborar los bocadillos o pitas rellenas al gusto con una gran variedad de ingredientes frescos. Totalmente recomendable para tomar algo cuando se visita la zona de Belem, aunque eso sí, está siempre lleno de gente.
  • Bacalhau com Todos en Rua de Sao Nicolau, 49. Un buen sitio en pleno centro para comer diferentes especialidades de bacalao. Hay que tener en cuenta que se encuentra en una zona muy turística donde no es fácil encontar sitios para comer bien a buen precio, y este es de los mejores que encontramos.
  • Locada Italiana en Rua das Portas de Santo Antao, 47. Buen italiano con precios correctos en pleno centro de Lisboa.
  • Rosa da Rua en Rua da Rosa, 265. Una pequeña joya en el barrio alto de Lisboa. Es un pequeño restaurante tipo buffet donde sirven una comida buenísima de gran calidad. No es el típico buffet de comida a granel, sino que sirven unos pocos platos pero muy bien hechos. La única pega es que la bebida se paga a parte y es algo cara con respecto al precio de la comida.
  • Primo Basilico en Rua dos Remedios, 37. Un pequeño local en el barrio de Alfama con un par de pequeñas barras y unas cuantas sillas altas donde sirven básicamente pizza al taglio. Está regentado por italianos y las pizzas están buenísimas, no tienen nada que envidiar a las que se pueden comer en Italia.
  • A Ginjinha en Largo Sao Domingos, junto a la Plaza de Rossio. Imprescindible probar la típica ginjinha.
  • Pasteis de Belem en Rua de Belem, junto al Monasterio de los Jerónimos. No nos podemos ir de Lisboa sin probar los auténticos pasteles de Belem.
  • Sao Nicolau en Rua Augusta, 110. Es una cafetería donde tienen buena repostería y bollería para merendar o desayunar, pero no se recomienda para sentarse a comer o cenar.

Monsanto

  • Adega Típica O Cruzeiro en Avenida Fernando Ramos Rocha. Sitio de comidas tradicionales donde hay que probar su especialidad, el arroz con liebre. Absolutamente impresionante. Además, el comedor tiene unas cristaleras desde las que se tienen unas estupendas vistas de los alrededores de Monsanto.
cybportugal1
Arroz con liebre en Adega Tipica o Cruzeiro

Óbidos

  • Petrarum Domus Bar en Rua Direita, 38. Restaurante elegante en el corazón de Óbidos donde destaca la comida italiana. Muy recomendable.

Oporto

  • Café Santiago en Rua de Passos Manuel, 226. Típico por las Francesinhas, ya que dicen que preparan las más ricas de Oporto. Damos fe de que están muy buenas.
  • A tasquinha en Rua do Carmo, 23. Para nosotros de lo mejor de Oporto para comer típica comida portuguesa. Está lleno de gente local, lo que siempre es una buena señal, y es bastante pequeño.
  • Caravela da Ribeira en Rua de Mouzinho da Silveira, 124, muy cerquita de la Ribeira. Es un pequeño restaurante familiar donde se puede tomar un menú de comida casera tirado de precio.
  • Postigo do Carvao en Rua da Fonte Taurina, 24, en plena Ribeira. Es un sitio turístico, como todo en la Ribeira, pero aun así la comida es muy buena y bien de precio. El mejor bacalao con natas que hemos comido en todo Portugal.

Sintra

  • Piriquita en Rua das Padarias 18. Un clásico en Sintra por sus famosas queijadas, pero además es un buen sitio para tomar algo rápido para comer a muy buen precio. Recomendable probar sus sopas y la gran variedad de crepes salados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s