Un día en Cienfuegos, la Perla del Sur

Cuando llegas a la preciosa Cienfuegos no hace falta mucho tiempo para darse cuenta de que es una ciudad diferente a cualquier otra que puedas visitar en Cuba. De primeras llama la atención su modernidad con respecto a otras ciudades de la isla, así como su elegancia y sobre todo su arquitectura, lo que hace que tenga bien merecido su apodo, la Perla del Sur.

Ubicada al fondo de una impresionante bahía en el sur de la isla, fue fundada en 1819 por colonos franceses, lo que hace que pasear por sus calles te traslade a la Francia del siglo XIX, repleta de bonitos edificios y mansiones, en su mayoría de estilo neoclásico, que reflejan la riqueza que en su tiempo tuvo esta ciudad. Y es que en sus orígenes Cienfuegos fue uno de los principales centros comerciales de Cuba, e incluso llegó a ser el principal puerto del mundo en exportación de caña de azúcar, el motor de su economía. Aún hoy en día es una de las ciudades más ricas de Cuba no solo por el azúcar, sino porque aquí se encuentran algunas de las principales industrias del país.

Además, en el centro histórico de Cienfuegos se ven reflejadas unas ideas de urbanismo e higiene totalmente modernas para la época y pioneras en América Latina, lo que hizo que en el año 2005 fuera declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

A nosotros nos sorprendió muy gratamente, ya que no sabíamos muy bien qué esperar de ella y nos encontramos una ciudad con muchísimo encanto, tranquila y nada masificada por el turismo. En nuestra opinión es una parada obligatoria si estás en esta parte de Cuba, y que además se puede visitar perfectamente en un solo día.

Cómo llegar:

Para llegar en coche desde La Habana hay que tomar la autovía 1 hasta Aguada de Pasajeros, donde se toma una carretera en bastante buen estado que lleva directamente a Cienfuegos. Se tardan unas 2h30m en hacer este recorrido.

mapa_ruta_cienfuegos

Si venimos por la autovía 1 desde el otro lado de la isla, por ejemplo desde Santa Clara, hay que coger el desvío de Ranchuelo que nos lleva por la 112 también de forma directa.

Otro trayecto habitual es el que une Cienfuegos con Trinidad. Este se hace por la 12, una carretera muy nueva, probablemente la mejor que hemos cogido en Cuba, y por la cual se cubre el trayecto en 1h15m.

Si no dispones de coche de alquiler siempre te puedes desplazar con un taxista particular o desde cualquiera de las principales ciudades en Viazul, una red de autobuses enfocados al turismo que por lo visto funciona bastante bien, es cómoda, rápida y puntual.

Alojamiento:

Nos alojamos en la casa particular Ivelise & Jacobo, un apartamento amplísimo y muy limpio con salón, baño, dos dormitorios y terraza, todo ello para nosotros solos. Está ubicado en la planta de arriba de la casa de los dueños aunque con entrada independiente. Los dueños son super amables y se portaron muy bien con nosotros ayudándonos en todo lo que podían, incluso nos dejaron un calienta-biberones para calentar el potito de Dani y le regalaron una piña que le llamó la atención.

La casa está ubicada en una zona super tranquila, en la 36 con la 45, a sólo 5 minutos andando del Malecón y 15 minutos de los principales puntos de interés de la ciudad.

cienfuegos1.JPG
Vistas desde la terraza del apartamento

Nos costó solo 34€ por noche y también ofrecen un desayuno riquísimo y muy completo por 5 CUCs por persona que te sirven en el mismo apartamento. En definitiva, es un alojamiento que recomendamos totalmente.

Dónde comer:

La zona donde se encuentra la mayor variedad y los mejores restaurantes es en el Paseo del Prado, entre el final del Malecón y la Calle San Fernando.

Podemos recomendar el restaurante Las Mamparas, un sitio donde probar la comida tradicional cubana a un precio muy barato. Hay que probar la paella cienfueguera, una versión de la paella bastante peculiar que a nosotros nos gustó bastante. Está en Paseo del Prado con la 40.

cienfuegos28
Paella cienfueguera en Las Mamparas

Qué ver:

Hay que tener en cuenta que los principales puntos de interés de Cienfuegos se encuentran concentrados en dos zonas. Por un lado la zona de Punta Gorda y por otro el centro histórico de la ciudad, en los alrededores de la Plaza José Martí. Ambas se encuentran comunicadas por el Paseo del Prado, una avenida que atraviesa la ciudad completamente de norte a sur (de hecho se considera la calle más larga de Cuba), y que en su parte final se convierte en un precioso Malecón.

Vamos a comenzar nuestra visita en Punta Gorda, un pequeño trozo de tierra que se mete hacia la bahía en el sur de la ciudad. La zona de la Punta acaba con un parque recreativo en el que destaca una bonita pérgola desde la que se tienen unas buenas vistas de toda la bahía. Es un buen sitio para descansar o tomar algo.

cienfuegos2
Bahía de Cienfuegos desde la pérgola del parque de la Punta

Subiendo por el Paseo del Prado nos encontramos con algunos bonitos edificios, la mayoría de principios del siglo XX, como el Palacio del Valle, el Club Cienfuegos o el Palacio Azul. Paseando por esta zona nos damos cuenta del tipo de ciudad que debió ser Cienfuegos por aquella época.

cienfuegos3
Palacio del Valle
cienfuegos4
Club Cienfuegos
cienfuegos11
Palacio Azul

Si continuamos subiendo llegamos al Malecón, un bonito paseo marítimo donde sobre todo por la tarde hay bastante ambiente, ya que es el lugar donde se reune la gente joven para pasar el rato. Merece la pena pasear tranquilamente y pararse para disfrutar del mar y de las vistas que se tienen de la bahía.

cienfuegos5
Atardecer desde el Malecón de Cienfuegos
cienfuegos6
Vista de la bahía desde el Malecón
cienfuegos7
Malecón de Cienfuegos

Como curiosidad, aquí hay una oficina de Etecsa donde por fin, en nuestro quinto día en Cuba, conseguimos hacernos con una tarjeta para conectarnos a internet.

Desde el Malecón también se puede ver un cartel con una famosa frase de Benny Moré, uno de los mayores soneros de la historia de Cuba y nacido en Santa Isabel de las Lajas, un pueblo a pocos kilómetros de Cienfuegos. Este cartel se ha convertido sin duda en uno de los símbolos de la ciudad.

cienfuegos8
Cartel con la frase de Benny Moré

A continuación abandonamos el Malecón y llegamos a la zona más animada del Paseo del Prado, donde se encuentran la mayoría de restaurantes y tiendas. Caminamos hasta llegar a la estatua de Benny Moré y tomamos la Calle San Fernando o Bulevar, una bonita calle peatonal que está plagada de gente y comercios locales, en dirección a la Plaza de Jose Martí. A nosotros nos encantó pasear por esta zona, ya que pudimos observar el ir y venir de los vecinos de Cienfuegos, entramos en varios comercios, etc… En definitiva, pudimos conocer algo más sobre su modo de vida.

cienfuegos9
Paseo del Prado
cienfuegos10
Calle San Fernando

Finalmente llegamos a la Plaza José Martí, lugar donde en 1819 se fundó la ciudad y desde el cual se inició su trazado urbano.

La plaza es una auténtica maravilla, sin duda la verdadera joya de la ciudad y el principal motivo por el que el centro histórico de Cienfuegos fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La sensación que tienes cuando llegas por primera vez es de no saber donde mirar o donde echar una foto, ya que allá donde miras hay un edificio o un rincón que te llama la atención.

El edificio más destacado es el Palacio de Gobierno, que actualmente acoge la Asamblea Provincial del Poder Popular y no se puede visitar.

cienfuegos12
Palacio de Gobierno

Otros edificios a tener en cuenta son el Palacio Ferrer, que actualmente acoge la Casa Provincial de la Cultura, el Arco del Triunfo, único edificio de este tipo en Cuba y que fue construido por los obreros de la ciudad para celebrar la constitución de la República en 1902, el Teatro Tomás Terry, un precioso teatro de finales del XIX o la Catedral de la Purísima Concepción, primera iglesia que se construyó en la ciudad tras su fundación, pero que no tiene mayor interés.

cienfuegos13
Palacio Ferrer
cienfuegos14
Arco del Triunfo
cienfuegos17
Catedral de Cienfuegos
cienfuegos15
Plaza José Martí
cienfuegos16
Teatro Tomás Terry

Tras descansar un ratito, reponernos un poco del fuerte calor e intentar sin mucha suerte pillar un poco de wifi para hablar con la familia, continuamos nuestra ruta por la Calle Santa Isabel, una calle peatonal donde hay un mercadillo de artesanía y desde donde llegamos al Muelle Real, un antiguo desembarcadero que actualmente es un bonito lugar que sirve de punto de encuentro para los cienfuegueros y donde incluso se celebran diferentes eventos culturales como, por ejemplo, conciertos.

cienfuegos18.JPG
Muelle Real

Tras pasear un ratito por la zona de los muelles nos vamos a despedir de la ciudad de Cienfuegos, ya que queremos ir la zona de Jagua, una de las visitas más interesantes que se pueden hacer en los alrededores de Cienfuegos. A continuación se muestra un mapa con la ruta que hemos realizado.

mapa_cienfuegos

El pueblo de Jagua es un pequeñito pueblo pesquero con mucho encanto que se encuentra justo en la entrada de la bahía de Cienfuegos. Además en este pueblo se encuentra el Castillo de Jagua, una fortaleza del siglo XVIII que fue mandada construir por Felipe V con el objetivo de proteger la bahía de los ataques de piratas que eran muy frecuentes en aquella época.

Para desplazarnos hasta Jagua desde Cienfuegos tenemos dos opciones. Se puede ir en barco, pero hay poca frecuencia y no nos quedaban nada claros los horarios, con lo que nos dió un poco de miedo quedarnos tirados. La otra opción es ir en coche, que fue lo que nosotros hicimos.

Es muy sencillo llegar hasta Jagua en coche. Debemos salir de Cienfuegos por la Avenida 5 de Septiembre pasando por el Cementerio Tomás Acea, uno de los más monumentales de Cuba y famoso por una réplica del Partenón de Atenas que llama bastante la atención. Seguimos por la misma carretera en dirección a la playa hasta llegar a la Playa Rancho Luna, una de las más famosas de la zona y que pasaremos de largo. Finalmente llegamos al Hotel Islazul Pasacaballo. Justo antes de llegar al hotel tomamos un camino de tierra a mano izquierda y a los pocos metros hay un aparcamiento vigilado por un parqueador donde dejaremos el coche. Este trayecto es de aproximadamente de 25 minutos y a continuación lo mostramos en un mapa.

mapa_ruta_jagua

Justo al lado del aparcamiento hay un pequeño embarcadero donde podremos tomar un barquito que por 2 CUCs por persona ida y vuelta nos llevará al otro lado de la bahía, donde se encuentran el pueblo de Jagua y el castillo. Este barco está continuamente navegando entre los dos lados de la bahía y no tarda más de 10 minutos en hacer el trayecto. Hay que tener en cuenta que al otro lado de la bahía hace dos paradas y nosotros nos debemos bajar en la segunda.

Una de las cosas que más nos gustó de esta visita es que prácticamente no vimos turistas, en el barco solo había cubanos e igual en el pueblo de Jagua. Fue todo bastante auténtico.

cienfuegos19
Castillo de Jagua desde el barco
cienfuegos20
Pasando el rato en el barco que cruza la bahía
cienfuegos21
Puerto del pueblecito de Jagua

Una vez bajamos del barco se sube una calle en cuesta que cruza el pueblo y sin pérdida llegamos al castillo. La visita al Castillo de Jagua merece mucho la pena, ya que es muy bonito, está muy bien conservado y además se tienen unas espectaculares vistas de la entrada de la bahía. El precio de la entrada es de 5 CUCs y abre de 8:00 a 18:00.

Además existe una leyenda sobre el castillo muy conocida en la zona, la leyenda de la Dama Azul. Se dice que por las noches la sombra de una mujer vestida elegantemente con un traje de color azul se paseaba por los muros y las torres del castillo, provocando que durante años los soldados que lo defendían se negaran a hacer guardias nocturnas e incluso algunos llegaran a perder el juicio. Verdad o no, es una historia que le da aun más encanto si cabe al lugar.

cienfuegos22
Pequeña feria en Jagua
cienfuegos23
Castillo de Jagua
cienfuegos24
Dani defendiendo el castillo
cienfuegos25
Vistas de la entrada de la bahía desde el castillo

Para poner el broche de oro a nuestra visita a Jagua y Cienfuegos, no podemos irnos sin probar el excelente pescado fresco de la zona. Si bajamos por la calle principal desde el castillo hacia el puerto, en un callejón a mano derecha hay un lugar que se llama El Pescador donde sirven un pescado de escándalo, muy bien de precio y por si fuera poco con unas vistas preciosas de la bahía.

cienfuegos26
Langosta, pescado del día, arroz de pescado y ensalada, nuestro menú en El Pescador

No se nos ocurre ninguna forma de despedirnos de Cienfuegos con un mejor sabor de boca, así que con esta imagen le decimos hasta siempre a este inolvidable lugar.

cienfuegos27
Vistas desde la terraza de El Pescador

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s