Ruta de una semana por la Costa Dálmata

Dalmacia es una región histórica que abarca buena parte de la costa de Croacia, aproximadamente entre las ciudades de Zadar y Dubrovnik, así como la mayoría de sus más de mil islas.

rutacroacia1
Pequeños islotes frente a la costa en las afueras de Zadar

Lo más interesante de la Costa Dálmata es que es ideal para cualquier tipo de viajero. Aquí podemos encontrar espectaculares playas, parajes naturales de impresionante belleza o disfrutar del legado que han dejado los diferentes pueblos que han habitado esta zona desde hace más de dos mil años. Y es que por su ubicación estratégica dentro de Europa, esta zona ha sido objeto de disputa a lo largo de la historia por diferentes pueblos como los griegos, romanos, venecianos, austríacos o franceses, lo que ha dejado en Dalmacia un riquísimo patrimonio histórico y cultural.

rutacroacia2.JPG
Iglesia de San Donato y Catedral de Santa Anastasia, junto a las ruinas del antiguo foro romano en Zadar

Cuando uno lee guías de viajes de los últimos años de Croacia en general o Dalmacia en particular, normalmente se la describe como un paraíso aún por descubrir, incluso virgen en muchos aspectos. Es evidente que en los últimos tiempos esto ha cambiado mucho, ya que nos hemos encontrado con un país que es más que una realidad para el turismo, hecho al que seguramente ha contribuido mucho el boom de la serie Juego de Tronos, que ha sido rodada en varias localizaciones de esta región y que sin duda la ha puesto muy de moda, e incluso en algunos casos masificado un poquito.

rutacroacia3
Fortaleza Lovrijenac en Dubrovnik o Fortaleza Roja en Juego de Tronos

Para viajar a Dalmacia a buen precio hay varias compañías de bajo coste que operan desde España. Nosotros volamos desde Barcelona a Zadar con Vueling y volvimos desde Dubrovnik a Barcelona con Norwegian. El precio, 110€ i/v por persona en el mes de septiembre, nada mal.

Por tanto, nuestro viaje va a consistir en ir bajando en coche de alquiler desde Zadar hasta Dubrovnik durante una semana visitando los lugares más interesantes de esta región. En este post vamos a explicar la ruta que seguimos sin entrar en detalle en cada una de la etapas o ciudades, las cuales iremos desgranando en próximos posts.

Vaya por delante que tuvimos una gran duda a la hora de diseñar la ruta, y que la mantuvimos prácticamente hasta el último día. La duda era si visitar o no el Parque Natural de los Lagos de Plitvice. Este parque se encuentra en el centro de Croacia, aproximadamente a una hora y media al noreste de Zadar y es impresionante, uno de los más bonitos de Europa. Finalmente, y con todo el dolor de nuestro corazón, decidimos centrarnos exclusivamente en la región de Dalmacia y dejarlo pendiente para otro viaje por el norte de Croacia. Así tenemos excusa para volver sí o sí a este magnífico país.

Este es el mapa con la ruta que realizamos:

mapa_ruta_croacia

Etapa 1: Zadar

A las 4:45 horas sale puntual nuestro avión de Vueling desde el aeropuerto del Prat, y en dos horas escasas estamos en suelo croata. Poco depués de las 7 de la mañana ya estamos subidos en nuestro coche de alquiler con destino al centro de la ciudad.

Pasamos todo el día visitando Zadar, que es una ciudad muy bonita, con aires italianos. El centro histórico es pequeño y se puede ver perfectamente en un día, y además nosotros nos lo tomamos con calma ya que prácticamente no habíamos dormido nada la noche anterior, solo pequeñas cabezadas en el aeropuerto y en el avión.

No hay que perderse la Iglesia de San Donato, la Catedral de Santa Anastasia o la Plaza Narodni, y es fundamental sentarse en su bonita Riva a contemplar el que según Alfred Hitchcock es el mejor atardecer del mundo. Para nosotros Zadar ha sido una gran sorpresa y un inicio inmejorable para nuestro viaje.

rutacroacia4.JPG
Atardecer desde la Riva de Zadar

Etapa 2: Sibenik y Trogir

Hoy nos ponemos temprano en funcionamiento, ya que tenemos dos platos muy fuertes, Sibenik y Trogir.

Primero nos vamos a dirigir a Sibenik, para lo cual tomamos la carretera de la costa para ir disfrutando de los preciosos paisajes que nos regala la costa dálmata, y en aproximadamente 1h15′ estamos en nuestro destino, famoso por ser el lugar de nacimiento del gran Drazen Petrovic. Esta bonita ciudad se ve perfectamente en medio día, y lo más destacado es la maravillosa Catedral de Santiago, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

rutacroacia5
Catedral de Sibenik

Tras la visita a Sibenik nos dirigimos por la D58 a nuestra siguiente parada, la ciudad de Trogir, a la cual llegamos en menos de una hora y donde pasaremos la tarde y haremos noche.

Trogir es otra preciosa ciudad amurallada muy pequeñita, ubicada en un entrante de tierra sobre el Adriático, entre el continente y la isla de Ciovo. Todo el centro histórico de Trogir es peatonal, y fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997. Los edificios más interesantes se encuentran en la Plaza Juan Pablo II, incluida la Catedral de San Lorenzo con su impresionante Portal de Radovan.

rutacroacia6
Callejuela del centro histórico de Trogir

Etapa 3: Kastela y Split

Esta mañana también toca madrugar, ya que queremos llegar lo antes posible a Split visitando antes la zona de Kastela.

Kastela es un municipio formado por siete pequeños pueblecitos costeros que se encuentran entre Trogir y Split. Cada uno de estos pueblos antiguamente era una fortificación que se encargaba de defender toda esta zona de la costa de ataques enemigos. Actualmente se pueden ver restos de estas fortificaciones, algunos de ellos bastante bien conservados, y es una ruta muy pintoresca y que merece mucho la pena.

rutacroacia7
Entrada a Kastel Gomilica

Desde Trogir hasta Split se tarda poco más de media hora, pero haciendo unas cuantas  paradas en los diferentes pueblecitos de Kastela nosotros tardamos unas dos horas.

A media mañana llegamos a Split y dedicamos el resto del día a visitar esta preciosa ciudad. Lo más destacado sin duda son los restos del Palacio de Diocleciano, que se integran de forma increíble con el centro histórico de la ciudad, y que bajo nuestro punto de vista es uno de los monumentos de la época romana más espectaculares y mejor conservados del mundo. El centro de Split junto con el Palacio son considerados Patrimonio de la Humanidad desde el año 79.

rutacroacia8.JPG
Peristilo del Palacio Diocleciano

Etapa 4: Isla de Hvar

Para no perder las buenas costumbres, volvemos a levantarnos muy temprano, ya que a las 8:30 sale del puerto de Split el ferry que nos va a llevar a Stari Grad, en la isla de Hvar. Todos los ferrys los hemos cogido con Jadrolinija, la compañía más importante del país, y con los tickets comprados desde España. Es importante llegar con antelación para evitar imprevistos y sobre todo porque el embarque se hace por orden de llegada, y si se llena el barco debes esperar al siguiente.

Sobre las 7:45 ya estamos en el puerto, preguntamos por la cola para coger el ferry a Stari Grad y dejamos el coche en la fila para tomarlo. Es bastante fácil, no tiene pérdida. El barco tarda unas dos horas en llegar a destino y cuesta 47kn por persona y 318kn por coche.

Hay que decir que desde Split hay barcos a otros puertos de la isla de Hvar, como la propia ciudad de Hvar o Jelsa, pero el único que admite vehículos es el que va a Stari Grad.

En la isla de Hvar (antigua Pharos) se produjeron los primeros asentamientos en territorio croata hace casi 2500 años, con lo cual tiene muchísima historia. Por si fuera poco, es una isla preciosa, bastante montañosa y con bonitas playas, y se ha puesto de moda sobre todo  por el turismo de fiesta, habiendo quien la compara incluso con Ibiza.

rutacroacia9
Palacio de Petar Hektorovic en Stari Grad (Isla de Hvar)

Comenzamos visitando Stari Grad, un pueblecito precioso que es considerado el más antiguo de Croacia, y donde destaca el sorprendente Palacio de Petar Hektorovic. A continuación nos marchamos al extremo oeste de la isla por la carretera principal, la 116, por la cual en unos 25 minutos llegamos al pueblo de Hvar, que es también muy bonito pero bastante más turístico, y donde por lo visto en temporada alta hay una marcha considerable. Finalmente, vamos a atravesar por la misma carretera la isla completamente de oeste a este, disfrutando de los paisajes que nos ofrece la famosa llanura de Stari Grad, declarada Patrimonio Mundial por la Unesco por ser un trazado agrícola que permanece inalterado y en uso desde la época de los griegos. Hacemos una paradita en Vrboska, un pequeño pueblo pesquero con un pintoresco canal donde llaman la atención sus puentes de piedra, y acabamos el día en Sucuraj, en el extremo este de la isla, un pequeño pueblo sin mayor interés pero que nos viene de perlas para mañana coger un barco que nos lleve de nuevo al continente para continuar con nuestra ruta.

rutacroacia10
Canal de Vrboska

Si hacéis noche en Sucuraj para coger el ferry, os recomendamos los apartamentos IDA, ubicados a cinco minutos del puerto donde también hay varios sitios para comer o cenar. Los apartamentos están geniales, grandes, limpios y con wifi, y la dueña es super amable. La dirección es Put Pomurvice, 18, y a nosotros nos costó 35€ la noche.

Etapa 5: Mostar y alrededores

Aunque nuestra ruta iba dedicada a la región de Dalmacia, teníamos muchísimas ganas de conocer Mostar y un poquito de la cultura Bosnia, y no nos pudimos resistir a salirnos un día del plan. Desde luego, podemos decir que no nos arrepentimos lo más mínimo de nuestra decisión.

Nuestro barco sale del puerto de Sucuraj a las 8:15, con lo que estamos en la cola con unos 40 minutos de antelación. Aquí no hay pérdida, ya que el único ferry que sale de este puerto es el que nosotros vamos a tomar, el que lleva a Drvenik en unos 35 minutos. El precio son 16kn por persona y 108kn por coche.

Para ir a Mostar lo más recomendable es ir hasta Metkovic, y desde aquí subir remontando el río Neretva por la E73. La carretera está en muy buen estado y los paisajes son preciosos, todo muy verde. Desde Metkovic hasta Mostar son aproximadamente 45 minutos y el control de la frontera se pasa super rápido, al menos en nuestro caso. Solo te comprueban los pasaportes y adelante, ni siquiera nos pidieron la carta verde del vehículo.

Aunque suene a tópico, Mostar es un lugar de muchos contrastes. Si nos situamos en el precioso y cuidado centro histórico en torno al mítico Stari Most, con solo alejarnos unos pocos metros podemos ver decenas de edificios totalmente acribillados que permanecen intactos desde los años de la guerra, como si nadie quisiera olvidarla. Si miras a la derecha, el minarete de una mezquita, si miras a la izquierda, la torre de una iglesia. Sin duda es una ciudad especial y que no deja indiferente.

rutacroacia11.JPG
Stari Most

Después de comer deshacemos el camino de vuelta a Croacia haciendo un par de paradas, primero en el pueblecito de Blagaj, a unos 15 minutos de Mostar, y donde destaca una Tekija del siglo XVI junto al espectacular nacimiento del río Buna, y luego en Pocitelj, un precioso pueblo medieval donde se pueden observar en gran estado de conservación numerosos restos de la época de dominio otomano en la región, por lo cual fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

rutacroacia12
Tekija junto al nacimiento del río Buna

Ya bastante cansados y con la noche echada encima volvemos a cruzar la frontera y nos dirigimos a hacer noche a Ploce, un pueblo industrial desde el que mañana cogeremos el barco hacia la península de Peljesac. Aquí recomendamos el Aparthotel Monaco, ubicado en la misma carretera, donde nos dieron una habitación enorme y super nueva por 40€ la noche. Además, en el propio aparthotel tienen un restaurante donde se come de lujo y muy barato.

Etapa 6: Korcula y Ston

Hoy es el día que más tenemos que madrugar de todo el viaje, ya que a las 7:30 sale nuestro barco desde el puerto de Ploce que en una hora nos llevará a Trpanj, en la península de Peljesac. El barco cuesta 32kn por persona y 138kn por coche.

Una vez en Trpanj conducimos durante 25 minutos hasta Orebic, en el extremo oeste de la península, donde aparcamos el coche en el puerto (gratis, aunque parece que en temporada alta sí cobran por aparcar) y cogemos un pequeño barco solo para pasajeros que por 3kn por persona y trayecto nos lleva en unos 15 minutos hasta la misma ciudad de Korcula. Estos barcos salen aproximadamente cada hora, pero en temporada alta hay algo más de frecuencia.

Korcula es una ciudad totalmente amurallada muy bonita que se recorre perfectamente en unas dos o tres horas. Lo más destacado está en los alrededores de la Plaza de San Marcos, destacando la Catedral. También se dice que aquí nació el mítico viajero Marco Polo.

rutacroacia13.JPG
Korcula vista desde el barco

Una vez visitada la ciudad cogemos el barco de vuelta a Orebic, y recorremos toda la península de oeste a este (1 hora aproximadamente) hasta llegar al lugar donde se encuentra el istmo de la misma, el pueblo de Ston. El paisaje de toda la península está plagado de viñedos, y aquí se elaboran muchos de los mejores vinos de Croacia.

La ciudad de Ston es conocida por la imponente muralla que se construyó en el siglo XIV para proteger sus salinas, de una gran importancia en la época, así como la entrada a tierra desde la península. La muralla de Ston uno de los sistemas defensivos más grandes del mundo, y al verla recuerda a la muralla China, pero evidentemente en miniatura.

rutacroacia14.JPG
Vista de Ston y sus salinas desde la muralla

Tras visitar a Ston nos dirigimos por la 8 hasta Duvrobnik, y en menos de una hora estamos en la Perla del Adriático, la última escala de nuestra aventura croata y donde pasaremos las dos últimas noches.

Etapa 7: Dubrovnik

Hoy es el único día que no tenemos que coger carretera ni barco, con lo que nos permitimos levantarnos un pelín mas tarde, pero sin despistarnos mucho ya que hay muchas cosas por hacer.

Dubrovnik es un auténtico museo al aire libre, y sin duda es uno de los destinos más de moda a nivel europeo, gracias en parte a Juego de Tronos. Esto hace que esté bastante masificado y sea bastante caro, pero nada empaña lo bonita que es la ciudad, que además es Patrimonio de la Humanidad.

No puedes dejar de dar un paseo por sus murallas, desde las que se tienen increíbles vistas de toda la ciudad, y lo más recomendable es perderse y disfrutar de todos sus rincones.

rutacroacia15
Calle Stradun, la principal de Dubrovnik

Etapa 8: Vuelta a casa

A las 9:30 sale nuestro vuelo de Norwegian desde el aeropuerto de Dubrovnik, unos 20 minutos al sur de la ciudad, con lo que un par de horas antes estamos devolviendo el coche de alquiler sin mayores incidentes.

Con un gran sabor de boca nos despedimos de un país que nos ha encantado, que tiene todo por ofrecer y al que seguro volveremos porque nos han quedado muchísimas cosas en el tintero.

2 comentarios sobre “Ruta de una semana por la Costa Dálmata

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s