Ámsterdam día 1: El centro y los grandes canales

En nuestro primer día completo en Ámsterdam vamos a recorrer a pie gran parte de la zona más céntrica. Aunque nos espera un poco de lluvia fina, nada nos va a quitar las ganas de descubrir esta preciosa ciudad, y tras desayunar algo en el buffet del hotel (no mucho porque mi estómago se ha levantado hoy a otra cosa) a eso de las 8:30 ya estamos pateando las calles.

dia1amsterdam1
Mañana de invierno en Amsterdam

Comenzamos nuestra ruta por la Calle St Luciensteeg. En esta bonita calle se pueden ver algunas placas que antiguamente servían para identificar a los dueños de las casas mostrando su oficio. Se puede decir que esto fue el paso previo a la numeración de las calles.

dia1amsterdam2
Calle St Luciensteeg

A continuación nos vamos hasta la Calle Oudezijds Voorburgwal, que se encuentra en pleno corazón del Barrio Rojo. Aquí ya estuvimos anoche, pero de día se pueden ver algunas bonitas casas como la casa de los tres canales (número 251, una casa del siglo XVIII cuyo nombre se debe a su ubicación en un punto en el que se cruzan tres pequeños canales) o la casa del número 300 donde podemos ver el escudo de la ciudad.

dia1amsterdam3
Casa de los tres canales

Bajamos hacia el Munttoren o Torre de la moneda, uno de los pocos restos que quedan en Amsterdam de su muralla medieval, aunque se quemó prácticamente entera y fue reconstruida. Debe su nombre a que durante el siglo XVII fue utilizada para la fabricación de monedas.

dia1amsterdam4
La torre de la moneda

Nos vamos hasta la Rembrandtplein, una plaza bastante animada con un montón de restaurantes y cafeterías donde se puede ver una estatua del propio Rembrandt y bajo la cual se ha hecho una representación de su principal obra, La ronda de noche. Como curiosidad, en esta plaza está la sede de Booking.

dia1amsterdam5
Rembrandt sobre su Ronda de noche

A continuación salimos al puente de los 15 puentes. Este puente ubicado entre Reguliersgrach y Herengracht es uno de los más visitados de Amsterdam, debido a que supuestamente desde el mismo se pueden observar hasta 14 puentes más. La verdad es que hay que echarle bastante imaginación ya que nosotros no vimos más de 7 u 8. Se supone que en barco desde el agua sí que se ven todos.

dia1amsterdam6
El puente de los quince puentes, sobre el Herengracht

Paseamos un ratito por el Herengracht o Canal de los Señores. De entre los cuatro canales principales de Amsterdam éste es el más lujoso, ya que aquí es donde se instalaron los señores más adinerados en la época del Siglo de Oro (de ahí su nombre). Especialmente hay que visitar la parte conocida como la curva de oro, que se encuentra entre Vijzelstraat y Leidstraat y donde se encuentran las casas más bonitas y señoriales.

dia1amsterdam7
Vista del canal Herengracht

Aquí como en el resto de los canales se puede ver la característica arquitectura holandesa del siglo XVII, con casas estrechas por el precio del terreno y no demasiado altas por su inestabilidad. Además, las casas suelen estar ligeramente inclinadas hacia delante, y en la mayoría de los casos no es por el terreno, sino que están construidas así a propósito ya que debido a su estrechez es imposible meter objetos grandes por las escaleras, con lo que hay que hacerlo por la fachada. El hecho de que la fachada esté inclinada facilita esta labor y evita que los objetos golpeen la misma. Por este mismo motivo todas las casas tienen en la parte de arriba de la fachada los famosos ganchos. Otro elemento muy característico son los típicos gabletes con distintas formas que decoran la parte superior de las fachadas.

dia1amsterdam18
Casa inclinada hacia adelante
dia1amsterdam31
Casas con bonitos gabletes
dia1amsterdam35
Esta casa parece que se va a caer en cualquier momento
dia1amsterdam36
Podemos apreciar el gancho en esta estrecha casita

Nos vamos a continuación al Bloemenmarkt o Mercado de las flores. Este mercado es uno de los lugares más coloridos y pintorescos de Amsterdam. Los puestos se encuentran sobre el canal Singel y aquí se pueden ver y comprar cientos de flores, sobre todo los típicos tulipanes holandeses. Es un lugar muy bonito y totalmente recomendable para dar un paseo y comprar algún recuerdo.

Está abierto de lunes a sábado de 9:30h a 17:30h y los domingos abre a las 11:00.

dia1amsterdam8
Puesto del mercado de las flores
dia1amsterdam9
Dani jugando con un pajarito de juguete

Justo frente al mercado se encuentra la Christmas Palace, una tienda con artículos navideños que está abierta todo el año y que está muy chula para echar un vistazo sobre todo si visitas Amsterdam en Navidad o en las semanas previas.

Abre todos los días de 10:00 a 18:00

Muy cerquita está la bonita puerta del Rasphuis, una antigua prisión del siglo XVI considerada la primera prisión moderna, en la cual el objetivo era la reinserción de los presos y no solo su castigo como hasta entonces.

dia1amsterdam10
La puerta del Rasphuis

Y también podemos ver la Iglesia de Krijtberg, una bonita iglesia de finales del siglo XIX construida en estilo gótico, y en la que destacan las altísimas y puntiagudas torres. El interior es muy bonito.

dia1amsterdam11
Interior de la iglesia
dia1amsterdam12
La iglesia de Krijtberg desde la plaza Spui

 

Vamos ahora a Spui, una zona bastante animada llena de cafeterías y tiendas. El principal atractivo de esta zona es el Begijnhof, que es básicamente es un patio cerrado rodeado de casas que fue creado en el siglo XIV para alojar a un grupo de mujeres conocidas como las beguinas que se encargaban de ayudar a personas necesitadas. El lugar es un auténtico remanso de paz en medio de la ciudad y merece la pena echar un vistazo. Entre las cosas curiosas que se pueden ver están la casa de madera más antigua de Amsterdam (número 34), una iglesia  del siglo XV (Engelse Kerk, ahora protestante) y la primera iglesia clandestina de la ciudad, construida por las beguinas uniendo dos casas particulares cuando les fue confiscada la Engelse Kerk en el siglo XVII con motivo de la Reforma.

La entrada al Begijnhof es gratuita, pero nosotros no pudimos entrar en las iglesias porque al ser domingo había ceremonias.

dia1amsterdam13
La casa de madera más antigua de Amsterdam
dia1amsterdam14
Jardín del Begijnhof
dia1amsterdam15
En estas casas se encontraba la primera iglesia clandestina de la ciudad
dia1amsterdam16
La Engelse Kerk

Continuamos nuestro paseo por la calle Spuistraat donde se pueden ver las famosas casas okupas (número 250). Hay que saber que en Holanda si se cumplen ciertas reglas la okupación es legal, otro ejemplo más de que es el país de las libertades.

dia1amsterdam17
Casa okupa en Spuistraat

Vamos ahora hacia una de las zonas más bonitas de los canales, la conocida como De 9 straatjes o los nueve callejones. Este barrio se encuentra entre Leidsegracht y Raadhuisstraat y es de los más entretenidos para pasear, ya que hay muchas tiendas de todo tipo, bares, restaurantes, etc.

Como la lluvia está apretando un poco decidimos aprovechar para visitar el Museo casa flotante. Este museo era una antigua casa flotante real que su dueño decidió reconvertir en museo en el año 1997. Es una visita curiosa, ya que puedes ver por dentro como es la vida y como están organizadas estas casas de las que hay bastantes por todos los canales.

Abre de martes a domingos de 10:00 a 17:00 y la entrada cuesta 4,5€ (gratis con la I Ámsterdam Card).

dia1amsterdam19
Casas flotantes en el Prinsengracht

Ahora caminamos hasta el corazón de Ámsterdam, la Plaza Dam. Esta plaza es el lugar donde nació Amsterdam, ya que aquí se construyó el dique sobre el Amstel alrededor del cual fue creciendo la ciudad. Actualmente es una de las plazas más concurridas e interesantes, ya que alberga algunos de los principales monumentos de la ciudad.

El más bonito es el Palacio Real, un edificio construido durante la Edad de Oro (siglo XVII) en estilo neoclásico para ser sede del Ayuntamiento de la ciudad. El objetivo era construir un magnífico edificio que reflejara la gran riqueza y el poder de la ciudad, y de hecho en su tiempo fue el edificio administrativo más grande de Europa. Desde principios del siglo XIX es sede de la monarquía holandesa.

En el interior se conserva una interesante colección de obras de arte tales como esculturas, pinturas o mobiliario, pero nosotros no lo pudimos visitar ya que los días que estuvimos en Amsterdam se encontraba cerrado al público.

En principio abre todos los días de 12:00 a 17:00, pero como hemos comentado hay que tener en cuenta que a veces hay eventos oficiales y no se puede visitar. En la web oficial, además de mucha información, hay un calendario en el que se indican los días que abre y los que no para que os podáis planificar. La entrada cuesta 10€ (gratis con la I Asmsterdam Card).

http://www.paleisamsterdam.nl/en/

dia1amsterdam20
Dani con el Palacio Real al fondo

El otro edificio destacado es la Nieuwe Kerk o Iglesia Nueva. Esta enorme iglesia gótica fue construida en el siglo XV cuando la Oude Kerk se quedó pequeña para la ciudad. Actualmente el interior sirve como espacio para realizar exposiciones temporales, y algunos de los elementos más destacados son el bonito techo de madera, las vidrieras, el púlpito o el órgano. Realmente pensamos que si no te interesa la exposición que tienen en ese momento no merece demasiado la pena entrar.

La Nieuwe Kerk es además el lugar donde se celebran las ceremonias de coronación y las bodas de la familia real holandesa.

Abre todos los días de 11 a 17h y la entrada cuesta 16€ (gratis con la I Ámsterdam Card).

dia1amsterdam21
La Nieuwe Kerk

Justo frente al Palacio Real se puede ver el Monumento Nacional, un obelisco que se construyó para celebrar la liberación de los Paises Bajos tras la ocupación nazi de la Segunda Guerra Mundial.

dia1amsterdam22
El Monumento Nacional

Justo tras el Palacio Real podemos ver un precioso edificio de estilo gótico que fue construido a finales del siglo XIX para ser sede de la oficina de correos, y que desde los años 90 alberga un lujoso centro comercial llamado Magna Plaza al que se puede entrar a curiosear un poco si sobra algo de tiempo. Abre de 12:00 a 19:00.

dia1amsterdam23
Antigua oficina de correos

Ahora nos vamos a ir a dar una vuelta por la zona oeste de los canales. Si vas con niños pequeños no te debes perder una visita a la Amsterdam Duck Store, una tienda especializada en patitos de goma. Hay cientos de modelos y están muy chulos. No son baratos pero tampoco exageradamente caros, desde los 8 euros te puedes llevar uno de recuerdo. Dani se llevó dos patitos y tan contento que fue el resto del viaje con ellos.

dia1amsterdam24
Dani con sus patitos
dia1amsterdam25
Expositor de la Duck Store

Esta zona de los canales también es muy bonita y merece la pena pasear un rato.

dia1amsterdam26
Casa Bartolotti
dia1amsterdam30
Casa de las cabezas
dia1amsterdam32
Paseando por los canales
dia1amsterdam33
Típica vista de uno de los canales desde un puente repleto de bicis

Aquí podemos visitar la Westerkerk o Iglesia del Oeste, una preciosa iglesia protestante (la más grande de Holanda) del siglo XVII y estilo renacentista, en la que llama la atención su espectacular torre rematada con la corona de Maximiliano de Austria, un regalo de la monarquía austríaca a la ciudad y todo un símbolo de Amsterdam. El interior, como el de la mayoría de iglesias protestantes, es bastante austero y no merece mucho la pena. Como datos curiosos, se sabe que Rembrandt fue enterrado en esta iglesia, pero no se sabe dónde, y Anna Frank escribió su diario con vistas a la Westerkerk y bajo el sonido de sus campanas, el cual nombra varias veces.

La entrada es gratuita y abre de lunes a sábado de 11:00 a 16:00. En verano se puede subir a la torre.

dia1amsterdam27
La Westerkerk

En la plaza que se encuentra frente a la Westerkerk se puede ver una pequeña estatua en homenaje a Anna Frank.

dia1amsterdam28
Vero con la estatua de Anna Frank

Justo frente a la Westerkerk podemos ver el Homomonument, que pretende recordar a todos los homosexuales que han sido perseguidos a lo largo de la historia por su orientación sexual, y en particular, en la época de los nazis. De hecho, los triángulos rosas representan el símbolo que debían llevar los homosexuales en los campos de concentración para ser identificados del resto.

dia1amsterdam29
Homenaje a los homosexuales en Amsterdam

A continuación volvemos al centro pasando antes a ver la fachada más estrecha de la ciudad, ubicada en el Singel número 7. Apenas mide un metro de ancho pero tiene truco, ya que la otra fachada de la casa es bastante más ancha. Aun así es curioso.

dia1amsterdam34
Fachada de Singel 7

Por el centro la calle principal y más grande es la Damrak, que une la Estación Central y la Plaza Dam. Hay un montón de comercios y sitios donde tomar algo, y siempre está llena de gente. Además se pueden ver un par de bonitos edificios.

Uno es el Beurs Van Berlage o Palacio de la Bolsa, un enorme edificio inaugurado en 1903 y construido para ser sede de la Bolsa de Amsterdam, considerada la más antigua del mundo. En aquella época causó mucha controversia por su aspecto, y lo más destacado es su bonita torre del reloj inspirada en la arquitectura renacentista italiana.

El otro es el que alberga el centro comercial De Bijenkorf, ya al lado de la Plaza Dam.

dia1amsterdam37-2
Palacio de la Bolsa

Volvemos de nuevo al barrio rojo para visitar la Oude Kerk o Iglesia Vieja. Esta iglesia gótico-renacentista fue construida entre los siglos XIV y XVI y es considerada el edificio más antiguo de Amsterdam. Lo más curioso es su ubicación, ya que se encuentra en pleno Barrio Rojo y por tanto rodeada de sex-shops y los típicos escaparates, algo realmente llamativo.

dia1amsterdam41
La Oude Kerk

El interior es bastante austero, ya que fue saqueada en la época de la reforma protestante (siglo XVI) cuando esta religión se convirtió en mayoritaria en Holanda, las iglesias católicas fueron cerradas y prohibidas y muchos de sus iconos fueron destruidos. Lo más destacable es el bonito techo de madera y sus vidrieras, especialmente una en la que se conmemora la Paz de Westfalia, tratado que puso fin a la Guerra de los Treinta Años cuyo origen fue precisamente el conflicto entre reformistas protestantes y contrareformistas católicos. Cuando nosotros fuimos había una exposición temporal bastante siniestra que a nosotros no nos gustó y prácticamente no se podía ver nada. No merece la pena entrar, es mucho más bonita por fuera.

dia1amsterdam44
Exposición en la Oude Kerk
dia1amsterdam45
Mimetizándonos con la exposición

El horario es de lunes a sábado de 10 a 18h y los domingos de 13 a 17:30h y cuesta 10€, aunque la entrada es gratuita con la I Ámsterdam Card.

En la plaza de la iglesia (Oudekerksplein) podemos ver una estatua en homenaje a las prostitutas conocida como Belle. Además, justo frente a la iglesia hay que fijase en una escultura de bronce incrustada en el suelo en la que se puede ver una mano tocando un pecho de mujer. Esta escultura fue dejada aquí en el año 1993 de forma anónima, y se dice que ironiza sobre la doble moral de la iglesia cuando en la edad media incentivaba a los marineros a irse con las chicas del Barrio Rojo para posteriormente ofrecerles previo pago el perdón del pecado que acababan de cometer. Por lo visto esta escultura fue retirada en varias ocasiones por el ayuntamiento pero siempre volvía a aparecer, con lo que al final optaron por dejarla.

dia1amsterdam42
Escultura de la Belle
dia1amsterdam43
Curioso adoquín frente a la Westerkerk

Ahora vamos a hacer una de las visitas más interesantes y curiosas que se puede hacer en Ámsterdam y que a nosotros nos encantó: la Iglesia Clandestina (Ons lieve heer op solder/nuestro señor del ático).

Como comentamos anteriormente, tras el triunfo de la reforma protestante en el siglo XV las iglesias católicas fueron cerradas y prohibidas en Amsterdam. De hecho, desde esta época y hasta el siglo XIX no se construyó ninguna en la ciudad. Es por esto que durante todo este tiempo surgieron numerosas iglesias clandestinas a las que acudían los fieles para poder seguir practicando su religión.

La iglesia conocida popularmente como “nuestro señor del ático” es el mejor ejemplo que se ha conservado hasta hoy. Fue construida por un adinerado ciudadano llamado Jan Hartman en el año 1661 aprovechando el ático de tres viviendas contiguas. Sin duda alguna es algo muy original y curioso de ver. Además, las plantas inferiores de la casa se han convertido en un museo en el que se reproduce la típica casa de la ciudad en la época de la Edad de Oro holandesa, con lo cual también merece la pena.

El museo abre de lunes a sábado de 10h a 18h y los domingos de 13h a 18h. El precio es de 10€ y gratuito con la I Ámsterdam Card.

dia1amsterdam38
Iglesia clandestina
dia1amsterdam39
Vista de la iglesia desde arriba
dia1amsterdam40
Aunque parezca increíble, la iglesia está en el ático de esta casa

Para finalizar el agotador día vamos a dar un paseo por las bonitas callejuelas del centro.

No hay que perderse la calle Zeedjik, una especie de mini Chinatown llena de restaurantes asiáticos y donde además se encuentra el Templo budista de Fo Guang Shan, el más grande que existe en Europa. Es más que nada curioso, ya que llama la atención encontrarlo en mitad de Amsterdam rodeado de edificios totalmente diferentes. Por supuesto no tiene nada que ver con los que se pueden visitar en China (muchos de los cuales hemos tenido la suerte de conocer) y su visita no es para nada imprescindible, solo si se tiene algo de tiempo extra.

Por si os interesa abre de martes a sábado de 12:00 a 17:00 y los domingos de 10:00h a 17:00. Cierra los lunes y la visita es gratuita.

dia1amsterdam46
Calle Zeedjik a la altura del Templo budista

Y también hay que pasear por la calle Warmoesstraat, que es una de las más antiguas de Amsterdam y actualmente una de las más animadas y pintorescas. Es un lugar ideal para acabar el día, ya que está repleta de restaurantes. Si tenéis un hueco podéis echar un vistazo en esta calle a La Condomerie, la primera tienda del mundo especializada en condones y donde los hay de todos los tamaños, formas y colores. Está abierta todos los días de 13:00 a 21:00 y los domingos cierra a las 18:00.

dia1amsterdam48
Paseando por la Calle Warmoesstraat
dia1amsterdam49
Escaparate de La Condomerie

Con esto damos por terminado nuestro primer día en la ciudad. Estamos reventados pero ha merecido la pena, y es que a pesar de ser un día gris hemos disfrutado muchísimo y Ámsterdam ha superado con creces todas nuestras expectativas. Nos vamos a descansar que aun queda mucho por hacer en los dos próximos días.

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s