Visitando la “muralla China” europea en Ston

Si hacéis una ruta por la Costa Dálmata, o estáis unos días en la magnífica Dubrovnik, tenéis dos importantes razones para hacer una visita al pequeño pueblo de Ston.

La primera es por probar las riquísimas ostras que durante siglos se han criado en la zona y que son consideradas de entre las mejores del mundo.

ston1

La segunda es por su espectacular muralla defensiva. Esta muralla fue construida entre los siglos XIII y XV por la Republica de Dubrovnik con el objetivo principal de proteger las salinas que allí se encontraban de ataques enemigos, principalmente de los venecianos. Estas salinas siguen existiendo hoy día, pero en aquella época tenían una enorme importancia ya que la sal era usaba para multitud de propósitos, como por ejemplo la conservación de los alimentos.

ston2.JPG
Salinas de Ston

La muralla llegó a tener unos 7 kilómetros de longitud, y aunque evidentemente no se acerca a la majestuosidad de la Gran Muralla China (que nosotros hemos tenido la suerte de visitar), no deja de ser una de las más grandes y llamativas que se conservan en todo el mundo.

ston4.JPG
Vista de la muralla desde las afueras de Ston

Ston se encuentra ubicado en un itsmo justo a la entrada de la Península de Peljesac, una región plagada de viñedos que nos lleva prácticamente hasta la isla de Korcula. Nosotros llegamos a Ston desde Korcula, pero también se puede llegar desde Dubrovnik en aproximadamente una hora por la 8, una carretera nacional costera que está en buen estado y deja bonitos paisajes de la zona. Si venís desde el norte, no hay más remedio que atravesar el trocito de territorio bosnio que sale al mar.

Aparcar gratis en la zona centro está bastante complicado, ya que todo es zona azul. Si no queréis complicaros, justo en el centro hay un parking al aire libre donde se puede dejar el coche. A nosotros nos costó 20kn unas 3-4 horas que estuvimos allí.

Podemos comenzar dando un paseíto tranquilo por el pueblo. Es bonito y tiene algunos edificios interesantes como la Iglesia de San Nicolás del siglo XIV.

ston3.JPG
Iglesia de San Nicolás

Pero sin duda lo más recomendable hacer un recorrido a pie por la muralla, ya que las vistas que se tienen de toda la región son espectaculares. El recorrido une el pueblo de Ston con el vecino Mali Ston, que se encuentra aproximadamente a 1,5 km. Nosotros hicimos el recorrido desde Ston hasta Mali Ston, pero se puede hacer perfectamente al revés.

ston9
Vista de Mali Ston desde lo más alto de la muralla

La entrada a la muralla desde Ston se hace por la fortaleza Veliki Kastio, una de las que aún se conservan, y que se encuentra en pleno centro del pueblo. El precio de la entrada es de 50kn por persona, y el recorrido se hace perfectamente en algo más de media hora, que se puede ir a una hora yendo tranquilos o como en nuestro caso con un niño pequeño.

ston5
Vista de la muralla desde Veliki Kastio
ston6
Comenzando el paseo

El comienzo es un poco durito, con unas escaleras bastante pronunciadas, pero está bien restaurado y el suelo está en buen estado. Dani se portó genial y subió sin rechistar.

ston7
La parte más complicada de la subida
ston8
Celebrando que hemos llegado arriba

Luego ya el resto del recorrido es mucho más cómodo hasta llegar a la fortaleza de Koruna, que se encuentra prácticamente en ruinas en Mali Ston.

ston10
Terminando el paseo
ston13
Vista de Mali Ston desde la muralla
ston12
Bajando la muralla
ston11
En lo más alto de la muralla

Mali Ston es muy pequeño y lo más destacable es su pequeño y bonito puerto donde se puede ver a los pescadores haciendo sus labores.

ston14.JPG
Puerto de Mali Ston

El camino de vuelta se puede hacer por la propia muralla o si se quiere por un caminito que va paralelo a la carretera que une los dos pueblos (unos 10 minutos). A nosotros nos tocó correr un poco a la vuelta, ya que empezó a llovernos con bastante fuerza. ¡Por suerte ya estábamos abajo de la muralla!

No hay que irse de Ston sin sentarse en uno de sus restaurantes a comer el fresquísimo pescado de la zona y probar las famosas ostras. Nosotros recomendamos el Stagnum, un restaurante donde se come excelente y a un precio razonable.

ston15.jpg
Parrillada de pescado en Stagnum

Con el estómago lleno y una manta de agua importante nos despedimos de Ston y nos dirigimos a nuestro último destino en Croacia, Dubrovnik.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s